Encod.org
Europe


MEMBRECIA DE ORO


MEMBRECIA ROJA


MEMBRECIA VERDE

Bart B
TREE OF LIFE - AMSTERDAM CANNABIS SOCIAL CLUB
Enecta C.V.
ASSOCIACIÓ KALI CLUB
PETER WEBSTER
NEAR DARK GMBH
CANAPA INFO POINT
LIGNE BLANCHE
SIBARITAS MEDCAN
Asociación Hempower
AKZEPT
PAZIENTI IMPAZIENTI CANNABIS (PIC)
ASOCIACION AI LAKET!, SPAIN
High Supplies - Cannabis Seeds Shop
CANNABIS IS THE CURE
Asociacion Cannabica 4/20
Richard Rainsford
Alberto Saint Cort
PLATFORM CANNABISONDERNEMINGEN NEDERLAND (PCN)
CAÑAMO
ALEXANDRA TARRAGONI MAILLARD
TREKT UW PLANT
URJOGABERDEA
VERBOND VOOR OPHEFFING CANNABISVERBOD
PRIVATE CLUB OF CANNABIS
ASSOCIAZIONE ASCIA
Associazione Culturale Tuanis - Canapamundi
RADIO K CENTRALE
SCALVENZI MATTEO
ORGANIC EARTH
LES AMIS DU CSCF
Patrick Firnkes
LA MACA
FELIPE MEBARAK CHADID
Bill Griffin
LEGALIZE!
GREEN HOUSE SEED CO
COFFEESHOP COLOSSEUM
SNARROTIN - ICLU
HANFPARADE
Cannabis Social Club - Bozen
Ehkeef
ALUN BUFFRY
The Stoned Society

MEMBERSHIP / ver todos

 
Publicado el 30 de noviembre de 2009  por encod

BOLETIN ENCOD 58

BOLETIN ENCOD SOBRE POLITICAS DE DROGAS EN EUROPA

NR. 58 DICIEMBRE DE 2009

CLUBES SOCIALES DE CANNABIS: EL MODELO ESPAÑOL



Todas las versiones de este artículo: [Español] [English] [italiano] [français] [Nederlands] [Deutsch]





El consumo de cannabis en el Estado Español goza de cierta tolerancia por parte de la sociedad, sin embargo todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que durante tantos años de prohibicionismo, los medios de comunicación han estigmatizado esta planta y su uso.

La ley castiga con penas de cárcel el cultivo o la posesión cuando el fin de los mismos es tráfico de drogas, además impone sanciones administrativas (multas) por tenencia y consumo en lugares públicos. Sin embargo, está permitido consumir y producir para autoconsumo. Esta ambigüedad jurídica tiene consecuencias negativas, no sólo para el que cultiva para su propio consumo, ya que son frecuentes las intervenciones de las fuerzas del orden en pequeños cultivos, sino también para la sociedad; cada vez se producen más robos a los pequeños productores que quedan impunes por el miedo a denunciar, lo que acaba favoreciendo el mercado negro.

Hace unos años la Junta de Andalucía encargó un informe jurídico para establecer los criterios conforme a los que se pudieran abrir establecimientos en los que se pudiera obtener cannabis, con fines tanto lúdicos como terapéuticos, respetando el marco de la legalidad actual. La conclusión del mismo es que esta iniciativa solo tendría cabida en nuestro ordenamiento jurídico si son centros no abiertos al público indiscriminado, sino de acceso restringido a consumidores habituales de hachís o marihuana, en los que se podría adquirir y consumir cantidades que no sobrepasen el límite de un consumo normal. La cantidad de cannabis adquirida debería ser consumida en el recinto.

Es a raíz de este informe cuando surgen en el Estado Español los primeros cultivos colectivos a mano de unas pocas asociaciones, que, con la experiencia acumulada a lo largo de más de una década, han evolucionado dando como resultado los Clubes Sociales de Cannabis (CSC). En éstos, en la actualidad, se dispensa cannabis a usuarios habituales mayores de edad, sin ánimo de lucro y en círculos cerrados.

Una de las incuestionables aportaciones de los CSC es la reducción de riesgos, tanto desde el punto de vista del consumo, ya que los usuarios acceden a sustancias no adulteradas y de calidad, como de los riesgos derivados de la situación legal actual, pudiendo los usuarios acceder a la sustancia sin tener contacto con el mercado negro, problemas con la policía, etc…

Los CSC ofrecen además los servicios normales de cualquier asociación, como asesoría jurídica, asesoría sobre la propia sustancia y su consumo, con el objetivo de promover el uso seguro y responsable.

Por otra parte, el consumidor de sustancias que pertenece a un CSC participa en el activismo antiprohibicionista al ser parte de un proyecto político colectivo y no limitarse a gastarse dinero para obtener la sustancia enriqueciendo el mercado negro.

Con los CSC se pretende además que los usuarios accedan a la sustancia a un precio asequible y sensato, y esta no se convierta en un artículo de lujo de difícil acceso, que los socios puedan elegir sus genéticas preferidas y las que les producen el efecto que deseen o necesiten.

El modelo de los CSC de la Federación de Asociaciones Cannabicas impone un límite de 2 gramos diarios por persona, 60 gramos al mes. De esta forma se intenta evitar que el cannabis llegue a terceras personas no involucradas en el proyecto, y de hecho si un socio deriva cannabis a terceras personas es expulsado del club. Este límite no se aplica en casos excepcionales en los que usuarios terapéuticos necesitan de una dosis mayor. Entre los servicios que se prestan en los CSC está el de información y asesoría sobre autocultivo, de forma que si un usuario lúdico supera los límites de consumo pueda cultivar el cannabis que desee.

En definitiva, los Clubes Sociales de Cannabis son algo más que establecimientos de dispensación de cannabis, son una propuesta de los ciudadanos involucrados a la sociedad y sus instituciones, ya que con el apoyo de estas últimas este modelo podría reducir los principales problemas asociados a las drogas; disminuiría el volumen del mercado negro, los consumidores accederían a sustancias no adulteradas y de calidad, se impediría el acceso a la sustancia a menores de edad, con lo que además se reduciría la probabilidad de futuros malos usos de la misma, y sería accesible para los usuarios terapéuticos.

Este modelo además no genera los problemas de convivencia producidos por el turismo experimentado con el modelo de coffeeshops en Holanda en las últimas décadas, y no contraviene las convenciones de la ONU sobre fiscalización de drogas firmada por todos los Estados Miembros de la UE.

Estas convenciones prohiben el cultivo y la distribución de cannabis, pero lo dejan a los gobiernos nacionales para crear una margen legal para el consumo. Los Clubes Sociales de Cannabis pueden utilizar esta márgen legal para organizar el circuito para consumo personal tal como es considerado más conveniente en el país concernado.

Como parte de este proyecto, el pasado febrero la FAC presentó en la feria Spannabis 2009 de Barcelona una guía para formar CSC. Para poder adquirirla se debe seguir un protocolo en el cual se demuestra que los solicitantes son un colectivo con el objetivo de fomentar la normalización del cannabis que pretende participar en la lucha política. Con el fin de terminar de definir el modelo de CSC y el de perfeccionar algunos aspectos de su puesta en práctica, la FAC organizó el primer encuentro de clubes en Murguía los días 20, 21 y 22 de noviembre de 2009. En él dimos formación a los clubes que están comenzando y consensuar algunas estrategias con ponencias, debates y talleres.

Por otra parte, entendemos que el movimiento cannábico tiene que dar un paso más, y dado que nuestras reivindicaciones son también las del sector empresarial, hemos comenzado una campaña buscando la complicidad e implicación de este, y asumiendo como propias algunas de sus reivindicaciones. Una placa con el logo de la FAC anunciará en los grows shops que participan de esta lucha y nos apoya. Dicha campaña se presentó a principios de noviembre en la feria Expocannabis (Madrid).

Entre nuestros retos a corto plazo está el organizar el Primer Encuentro del Sector del Cañamo en el año 2010, un encuentro donde sentar en la misma mesa a los representantes del mundo cannabico, juristas, activistas, empresarios, filósofos, revistas, etc.

En estos momentos se están dando pasos importantes para los movimientos antiprohibicionistas del Estado Español, la próxima primavera esperamos celebrar junto con las federaciones FAUDAS y ENLACE el Primer Foro de la Sociedad Civil. Dos federaciones con una trayectoria admirable con las que poco a poco y con el esfuerzo de todos consensuamos discursos e intercambiamos experiencias e información.

Consideramos que entre nuestros objetivos es de especial relevancia nuestra pertenencia a ENCOD y la participación y el contacto cada vez más estrechos que tenemos en ella.

Queremos finalizar este boletín con el recuerdo de Gaspar Fraga González, que nos dejó el pasado 17 de octubre y al que recordaremos siempre con cariño, gran activista cannabico que ha contribuido a que el cannabis sea cada vez más aceptado socialmente, a ir despejando el camino hacia la normalización del cannabis.

Federación de Asociaciones Cannábicas




P.-S.

ENCOD NECESITA SU APOYO:

Cuenta corriente nº: 0081-0193-81-0001263736

Banco Sabadell

Gran Vía de les Corts Catalanes, 549

08011 Barcelona

IMPORTANTE: Al hacer el ingreso, poner en CONCEPTO: "Apoyo para ENCOD".


Share |



Comentar este artículo

1 Mensaje
  • juicio al presidente de Paotxa 14 de diciembre de 2009 19:27, por Marco Bortolotti
    Paulo Azkue, presidente de Paotxa asociación de estudios y usuarios del cáñamo,y férreo activista de los derechos individules de las personas, en concreto de los usuarios de cannabis,va a sufrir por segunda vez el mazo de la justicia(?). Está pendiente de un juicio el día trece de enero en el que se le piden tres años de condena. Desde Paotxa reconocemos que hemos forzado la ley, pero como se viene insistiendo desde todas las plataformas hay que arriesgar algo para conseguir nuestros(/los de todos los usuarios) objetivos. Hemos dado la cara cuando todos teníamos miedo,nos hemos hecho legales,(si mahoma no va a la montaña, la montaña viene a Mahoma), hemos promovido, siendo los primeros que contactamos con autoridades policiales que luego han avalado a todo el colectivo como usuarios de canabis,pero ahora nos toca pagar y padimos todo vuestro apoya a nuestro presidente para este juicio en el que le piden tres años. Aportaremos información. Saludos a todos.Paotxa.

    repondre message


The European Coalition for Just and Effective Drug Policies, is a pan-European network of currently 160 NGO’s and individual experts involved in the drug issue on a daily base. We are the European section of an International Coalition, which consists of more than 400 NGOs from around the world that have adhered to a Manifesto for Just and Effective Drug Policies (established in 1998). Among our members are organisations of cannabis and other drug users, of health workers, researchers, grassroot activists as well as companies.


E-mail Secretariat: office (at) encod.org Privacy: Updated August 2017
© Encod.org 2014 :: Design by: Navetrece.com